ACERCA DE DANIELA SANTOS JOYERÍA 

ACERCA DE LA MARCA

 

Daniela Santos Joyería es una marca mexicana creada por la diseñadora industrial y de joyería, Daniela Santos. Su producción está inspirada en formas orgánicas, naturales y geométricas, básicamente todo lo que nos rodea. La meta es crear piezas con líneas de diseño puras y universales de manera que no pasen de moda.

Todas las piezas son elaboradas a mano con técnicas de joyería como tallado en cera y cera perdida, trabajo directo con el metal, alambre, entre otros. Cada diseño se inicia a partir de un boceto a lápiz que se traduce cuidadosamente a mano en cera como una escultura pequeña a escala, o directamente en el metal, dependiendo de cada diseño. 

 

Además de los diseños básicos y las colecciones de la marca, Daniela Santos Joyería cuenta con el servicio personalizado de diseño. Si el cliente busca algo único e irrepetible, la diseñadora elabora una o varias propuestas para el cliente, y junto con él diseña la pieza hasta que sea de su total agrado. La creación se apoya en bocetos y modelos en 3D, de modo que el cliente puede comprender y acompañar el proceso de diseño paso a paso. Estas piezas se entregan con un certificado de pieza única, también como parte de este servicio se diseñan anillos de compromiso y argollas.

 

CALIDAD

 

Debido a que cada pieza es hecha a mano, todas son cuidadosamente diseñadas y fabricadas. Daniela Santos Joyería sólo utiliza materiales puros y de excelente calidad como plata .925, oro y piedras preciosas o naturales, con el objetivo de que la calidad de la joyería sea la más alta y dure para toda la vida.

 

INSPIRACIÓN Y SENCILLEZ

 

La inspiración geométrica y natural de Daniela Santos Joyería, da por resultado piezas con un toque clásico y femenino que les brinda una estética única de corte moderno y juvenil. Diseños simples pero con detalles permiten una mayor versatilidad característica de estas piezas, diseñadas para ser usadas en cualquier temporalidad y para los estilos más exigentes.

 

ACERCA DE MÍ

 

Nací en 1985 en México D.F, soy licenciada en Diseño Industrial por la Universidad Iberoamericana. Al terminar mi carrera trabajé en algunos despachos de diseño y de urbanismo, pero siempre tenía inquietud por la joyería que me acompaña desde muy pequeña. Desde que era niña me atraían los accesorios, y hacía mis propias pulseras y collares con cuentas de madera y otros materiales, a veces las vendía a mi familia. Por todo eso me decidí a estudiar el bello arte y oficio de la joyería. Comencé poco a poco y sólo medio tiempo mientras seguía trabajando y más adelante ya en tiempo completo y con el proyecto de la creación de mis propias colecciones y marca. Estudié primero Diseño de Joyería en el Centro Mexicano de Joyería, donde también tomé el curso de Gemología. También tomé el taller de esmaltes al fuego en cobre, aplicado a joyería en el Centro de Capacitación para el Trabajo Industrial No.25. Después encontré el taller Nueve 25 plata, estudio donde completé mi formación en joyería junto al maestro Jorge Anaya, quien me enseñó las técnicas para fabricación de joyería como el calado y soldado, tallado en cera, cera perdida, alambre, texturas, resinas, entre otras. A la vez que iba aprendiendo, fui diseñando mis propias piezas y colecciones. Este año, 2014, comencé a producir nuevos diseños y fundé la marca Daniela Santos Joyería.

Además del diseño industrial y la joyería, también disfruto mucho de hacer diseño gráfico por lo que también trabajo como freelance en diseño de logotipos, papelería básica y otros.

Gracias a mi carrera en Diseño Industrial y mi pasión por el Diseño Gráfico, todo lo que elaboro para la marca de joyería, lo hago personalmente y con mucha pasión, tanto la página web,  la papelería, empaque y todo lo que requieren las piezas y la marca.

Me encanta viajar, conocer lugares nuevos y tomar fotografías, de todo esto saco inspiración para mis diseños. Amo la naturaleza, principalmente baso mis diseños en ella, pero también admiro las formas puras y la geometría. Me inspiro muchas veces en patrones, en arquitectura y diversos materiales.

Disfruto mucho todo el proceso, desde la búsqueda de inspiración y referencias para los diseños y todo lo que conlleva la fabricación, hasta llegar al producto final. Para mí ver mis diseños terminados y tener el placer de que las personas los usen, es el fin de un ciclo. Éste se repite con cada pieza y cada colección. Es una satisfacción enorme terminar y volver a empezar, lo que hace que valga la pena seguir. Todos los días en mis tareas cotidianas encuentro la inspiración para continuar con mis diseños y espero que siga siendo así por mucho tiempo más.